martes, agosto 08, 2006

Las Manifestaciones Visuales de Encarnados y Desencarnados

Apariciones, Manifestación Visual, Materializaciones
Manifestación Visual (9)(10)
Si conocemos que el ser humano esta compuesto por: Materia, Periespíritu y Espìritu, podemos dar explicación a un fenómeno natural muy importante como son las manifestaciones visuales y dar a conocer algunas poco conocidas. Los espíritus pueden hacerse visibles sobre todo durante la noche, sin embargo, pueden manifestarse durante el dia, el fin del espíritu de materializarse visiblemente puede ser bueno o malo.
 
  • Si el fin es malo lo hacen para asustar o por algún motivo más oscuro. 
  • Si el fin es bueno lo hacen para consolar a las personas que los echan de menos, probar que existen, dar consejos y algunas veces reclamar asistencia para ellos mismos.
Los espíritus por si solos no pueden materializarse visiblemente necesitan de la ayuda del fluido espiritual que poseen ellos más el fluido de las materias siempre que haya una sintonía entre ambos, así lo explican Allan Kardec en sus textos; El periespíritu es un cuerpo etéreo, invisible para nosotros en su estado normal, aunque puede volverse accidentalmente visible, e incluso tangible, como sucede en el fenómeno de las apariciones. (1)  Este fenómeno se produce por la combinación entre el fluido periespiritual del Espíritu y el del encarnado. Siendo preciso que haya entre esos fluidos una especie de afinidad que favorezca la combinación. (2) Sin embargo, para que un Espíritu aparezca, no basta con su voluntad; se necesita, (…) por ejemplo, que el Espíritu tenga permitido hacerse visible a cierta persona, permiso que no siempre se le concede. (3) No obstante, los Espíritus pueden hacerse invisibles recíprocamente; de acuerdo con la categoría a la que pertenecen, pueden ocultarse de los que son inferiores a ellos, pero no de los superiores. (4), debemos entender que las manifestaciones visuales son atraídas por nosotros y como estamos vibrando energéticamente, no podrán pretender estar muy molestos y recibir un espíritu de luz con toda seguridad atraeremos a un espíritu que este bajo nuestra misma frecuencia.

Según el grado de condensación del fluido periespiritual, la aparición es algunas veces difusa y vaporosa; otras veces, puede llegar a ser realmente tangible, a tal punto que el observador se engañe sobre la naturaleza del ser que tiene delante de él. Sin embargo, las apariciones tangibles son más raras, aunque de ellas hay muchos ejemplos, perfectamente documentados. (5) Es de destacarse que las apariciones tangibles sólo tienen la apariencia de la materia carnal, pero no sus cualidades. Debido a la naturaleza fluídica que las caracteriza, no pueden tener la misma cohesión de la materia, porque en realidad no poseen carne. Se forman instantáneamente y desaparecen del mismo modo, o se evaporan por la desagregación de las moléculas fluídicas. (6), este tipo de manifestaciones se dan durante el dia principalmente y solo una materia (médium) bien capacitada es capaz de entender que esta frente a un desencarnado.

Definitivamente la manifestación visual más interesante es la que pueden realizar los encarnados habitualmente en casos de peligro mortal, se relaciona a la capacidad de materializarse en algun otro lugar estando su cuerpo en reposo, asi lo explica la literatura: Aislado del cuerpo, el Espíritu de una persona viva puede aparecer del mismo modo que el Espíritu de una persona que ha muerto, y presentar todas las apariencias de la realidad. Además, por las mismas causas que ya explicamos, puede adquirir una tangibilidad momentánea. Ese fenómeno, designado con el nombre de bicorporeidad, ha dado lugar a las historias de hombres dobles, es decir, de individuos cuya presencia simultánea ha sido comprobada en dos lugares diferentes. (…) El Espíritu abandona el cuerpo, acompañado de una parte de su periespíritu, y deja al cuerpo físico en un estado próximo al de la muerte. Decimos próximo al de la muerte, porque en el cuerpo quedó un lazo que une el periespíritu y el alma a la materia. En “El Libro de los Médiums”, Allan Kardec cita dos ejemplos extraídos, no de las leyendas populares, sino de la historia eclesiástica: San Alfonso de Ligorio y San Antonio de Padua. (7)





Ruben Tamanaco


Actualizado 28-0-2017

Referencia:
  1. KARDEC, Allan. “El libro de los Espíritus”, Introducción, § IV.
  2. KARDEC, Allan. “Obras Póstumas”, 1° parte, Manifestaciones de los Espíritus, § I, punto 20.
  3. KARDEC, Allan. “Obras Póstumas”, 1° parte, Manifestaciones de los Espíritus, § I, punto 16.
  4. KARDEC, Allan. “El libro de los Espíritus”, § 257.
  5. KARDEC, Allan. “La Génesis”, Capítulo XIV, Los Fluidos, § 35.
  6. KARDEC, Allan. “La Génesis”, Capítulo XIV, Los Fluidos, § 36.
  7. KARDEC, Allan. “El libro de los médiums”, 1° parte, Cap. 1, § 119
  8. Curso básico de espiritismo, nivel I de la Confederación Espiritista Argentina (CEA)
  9. Imagen original on line: http://elpapeldelliderazgoenlosgrupos2016.blogspot.com.ar/2016/01/las-personas-en-la-organizacion.html
  10. Imagen original on line: http://es.123rf.com/clipart-vectorizado/personas_hablando.html

No hay comentarios.: