domingo, febrero 19, 2017

Don Juan Retornado o San Juan Retornado

Corte de los Juanes, Don Juan, San Juan, Retornado
Don Juan Retornado (1)

Perteneciente a la Corte de los Juanes, es uno de los santos más invocados por creyentes y no creyentes, él es el encargado de retornar todo daño postizo a la fuente de su creación, gracias a él no existe impunidad, su oración se utiliza principalmente en el reviento que es un ritual específico para reventar y virar un daño. 

No importa cuanta maldad y cuanto daño se genere en el mundo èl siempre podrá retornar cualquier daño, incluyendo a la persona que haya recibido un dinero por trabajar a alguien, los Marialionceros solicitamos a Don Juan Retornado que no retorne el daño sino que lo envié al cosmos así dejamos en manos de Dios los actos de justicia y no nos convertimos en reincidentes de un mismo daño.

Se le ofrenda con tabacos, velones y/o velas al revés, habitualmente de color rojo aunque tambien se puede ofrendar en verde, la ofrenda se puede entregar al revés de una vez o se encienden al derecho y luego se viran para encenderlo al revés mientras se invoca a Don Juan retornado, su oración es una de las más usadas, de las más potentes y largas dentro del culto Marialioncero, cualquier banco o materia que se aprecie la debe memorizar para usarla con precisión cuando el momento lo requiera.


Oración a San Juan Retornado

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la una, si te la digo porque muy bien la sé; la una es la casa santa de Jerusalén donde Cristo entro. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la dos, si te la digo porque muy bien la sé; la dos, son las dos tablas de moisés. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la tres, si te la digo porque muy bien la sé; la tres, son los clavos con que clavaron los pies y manos de nuestro señor Jesucristo. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la cuatro, si te la digo porque muy bien la sé; la cuatro, son los cuatro evangelios dogma de la vida cristiana. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la cinco, si te la digo porque muy bien la sé; la cinco, son las cinco llagas inferidas del martirio que los judíos hicieran en el santísimo cuerpo de nuestro señor Jesucristo. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la seis, si te la digo porque muy bien la sé; la seis, son las once mil luces que las vírgenes pusieron a los cirios, para alumbrar el santo sepulcro donde depositaron los despojos de nuestro señor Jesucristo. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la siete, si te la digo porque muy bien la sé; la siete, son los siete cabrillos que alumbran el firmamento. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la ocho, si te la digo porque muy bien la sé; la ocho, son las ocho voces del lamento cuando ataban a Jesús Nazareno en el madero de la santa cruz. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la nueve, si te la digo porque muy bien la sé; la nueve, son los nueve meses que María Santísima conservo en su vientre a nuestro señor Jesucristo. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la diez, si te la digo porque muy bien la sé; la diez, son los diez mandamientos de la ley de Dios, enseñanza de los pecadores. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la once, si te la digo porque muy bien la sé; la once, son las once mil vírgenes que acompañaron en pasión y muerte a nuestro señor Jesucristo. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la doce, si te la digo porque muy bien la sé; la doce, son los doce apóstoles que con Jesús comieron la santa cena. Amen.

¡Hombre mío! Hombre tuyo no. Hombre siervo criatura de Dios sí. De las trece palabras de San Juan Retornado quiero que me digas la trece, si te la digo porque muy bien la sé; la trece, son los trece mil rayos que tiene el sol, trece mil luces tiene la luna y trece mil veces reviente el hombre-perro que responda por mí... Amen.

Un Credo, un Padre Nuestro y un Dios te Salve María.



Ruben Tamanaco



Referencia

  1. Imagen on line, Instagram photo by somososhavzla: http://www.lakako.com/post/7xiPDpMFZ-

No hay comentarios.: