domingo, agosto 06, 2006

Los Angeles de la Guarda y los Espiritus Protectores

Angel de la guarda, espiritu protector, yara
Angel de la guarda o espìritu protector
Dentro de la Clasificación de los Espíritus hablamos de los Espíritus Buenos que están subdivididos en cuatro grupos, indicados a continuación en orden jerárquico de mayor a menor:

  1. Espíritus Superiores: Reúnen la ciencia, la sabiduría y la bondad. Su lenguaje sólo refleja benevolencia: es constantemente digno, elevado y a menudo sublime. Su superioridad los hace más aptos que a los otros para darnos las nociones más justas acerca de las cosas del mundo incorporal, dentro de los límites de lo que se le permite al hombre conocer. Se comunican gustosos con los que buscan la verdad de buena fe, y cuyas almas están suficientemente desprendidas de los lazos terrenales para comprenderla. En cambio, se alejan de aquellos que sólo están animados por la curiosidad, o a quienes la influencia de la materia desvía de la práctica del bien. Cuando, por excepción, encarnan en la Tierra, lo hacen para cumplir en ella una misión de progreso. En ese caso nos ofrecen el modelo de perfección al cual la humanidad puede aspirar en este mundo. (3)
  2. Espíritus Sabios: Las cualidades morales del orden más elevado forman su carácter distintivo. Si bien no tienen conocimientos ilimitados, están dotados de una capacidad intelectual que les proporciona un juicio sano acerca de los hombres y las cosas. (3)
  3. Espíritus Científicos: Lo que los distingue especialmente es la amplitud de sus conocimientos. Se preocupan menos de las cuestiones morales que de las científicas, para las cuales tienen más aptitud. Sin embargo, sólo encaran la ciencia desde el punto de vista de la utilidad, y no mezclan con ella ninguna de las pasiones propias de los Espíritus imperfectos. (3)
  4. Espíritus Benévolos: Su cualidad dominante es la bondad. Se complacen en prestar servicio a los hombres y en protegerlos, pero su saber es limitado: su progreso es más acabado en el sentido moral que en el intelectual. (3)
Todos tenemos un buen espíritu que nos acompaña desde nuestro nacimiento y nos toma bajo su protección, este espíritu no se separa de nosotros ni un solo instante por lo menos en los primeros siete años de vida. 


En el siguiente párrafo tenemos un mensaje de un espíritu que corrobora lo dicho anteriormente.


“Por ejemplo, tenemos grandes tareas de asistencia junto a los recién llegados. Nuestra ciudad  prepara un promedio de quince a veinte reencarnaciones diarias, haciéndose imprescindible asistir a los compañeros tutelados, por lo menos en el período infantil más tierno, que comprende los primeros siete años de existencia carnal”.(1) 



Nota:

  • Los Recién llegados en el mundo espiritual son las personas que acaban de morir.
  • Nuestra Ciudad en el mundo espiritual es una zona donde viven los espíritus de luz para trabajar ayudando a los encarnados.
Ellos tienen la misión de un padre para con su hijo: la de conducirnos por el camino del bien y del progreso a través de las pruebas de la vida. Es feliz cuando correspondemos a sus cuidados, y gime cuando nos ve sucumbir.

“Su nombre nos importa poco, porque puede ser que no tenga nombre conocido en la tierra; lo invocado como a nuestro ángel guardián, nuestro genio, podemos también invocarlo con el nombre de un espíritu superior y con el de aquel con quien sintamos mas simpatía.

Además de nuestro ángel guardián que es siempre un espíritu superior, tenemos a los espíritus protectores, que no porque estén menos elevados son menos buenos y benévolos; estos son parientes y amigos, o algunas veces personas que nosotros no hemos conocido en nuestra existencia actual. Nos asisten con sus consejos, y muchas veces con su intervención en los actos de nuestra vida.

Dios nos ha dado un guía principal y superior en nuestro ángel de la guarda; y guías secundarios en nuestros espíritus protectores y familiares; pero es un error creer que cada uno de nosotros tenemos “forzosamente un mal genio para contrarrestar las buenas influencias”. (2) 



Ruben Tamanaco

Actualizado 15-01-2017

Referencia:
  1. "Los Mensajeros Espirituales". Francisco Cándido Xavier por el espíritu Andre Luiz. .
  2. "Oración Escogida". Allan Kardec
  3. "El libro de los Espiritus" Allan Kardec
  4. Imagenes on line originales: http://recomend-arte.blogspot.com.ar/, http://ejrios.blogspot.com.ar/2011/07/pedro-centeno-vallenilla.html

No hay comentarios.: