sábado, mayo 19, 2018

Relato de mi Primera Trasportacion

Mi Primera Trasportación
Había estado muy asustado la primera vez que lo vi, mi corazón se quería salir del pecho estaba temblando de miedo no podía creer lo que mis ojos veían y mi cuerpo sentía, pero ahora me sentía preparado y quería lograrlo. Me llamaron y me pararon en un sitio cerca de los oráculos los veía con entusiasmo y trataba de entender su significado y de identificarme con el que me tocaría, me colocan esencia, cierro los ojos  y siento ese aroma a humo de tabaco.


Siento un toque en mi cabeza y me dejo caer sabiendo que atrás de mi estaría un banco para atajarme, me suspenden en el aire y me acuestan en el piso, trato de estar concentrado aunque no tengo idea de lo que quiero lograr, siento como tiran talco a mi alrededor muy fresco y su aroma indudable, luego de un rato siento un baño de esencias frías y frutas por su aroma sobre mi cuerpo siento un frió que me hace estrepitar y tiritar asumo que es solo el frío de la noche y los líquidos que me arrogaron al cuerpo, algo camina sobre mi cuerpo trato de no prestar atención a esa sensación (seguro son algunos insectos que se me subieron), siento cosas muy delicadas que caen sobre mi cuerpo quizás sean flores, siento el chistar de algunas velas, mis ojos estaban sumergidos en la oscuridad y luego detecto que una luz ilumina mis parpados, escucho las boconadas de humo y siento el aroma a tabaco, muy a lo lejos escucho un grupo orando lo cual me relaja, empiezo a sentirme muy apacible nuevamente hay algo que me camina por el cuerpo pienso que son hormigas y trato de relajarme seguro el banco me las quitara al darse cuenta, comienza un suave toque de tambor y los concurrentes aplauden al ritmo.


Aumenta el ritmo de los tambores y mi respiración se acelera siento algunos pequeños movimientos de mi cuerpo, me sorprenden unas boconadas de cocuy frió sobre mi cuerpo que hacen que que me mueva de forma incontrolable, pienso que hace mucho frió y que no es tan agradable que te hagan eso, mis oídos notan la emoción de la gente que comienzan a cantar y a gritar "Fuerza, Fuerza, Que le den, Que le den, Fuerza", mi cuerpo se agita y retuerce sin ningún tipo de control, estoy cociente de lo que pasa pero no tengo la capacidad de controlar mi cuerpo. Luego de un rato de agitación siento como mi pecho se despega del piso como si fuera de metal y es atraído por un campo magnético, me sacudo a un lado y a otro lado sin ofrecer resistencia, soy un expectante mas dentro de mi propio cuerpo, quedo sentado mientras mis hombros se mueven incansablemente al ritmo del tambor, decido rezar, mi corazón late fuertemente, mi respiración es inusual, ya prácticamente no siento mi cuerpo es como si mi sangre tuviera problemas para circular, mis manos tienen una forma rígida y engarrotada no es tan agradable, se siente doloroso, mi piel se siente diferente, me paro de un envión y siento mis pisadas diferente a lo habitual el humo y el licor invaden mi alrededor siento una presión fuerte en la cara y pareciera que mi garganta es estrangulaba es una sensación intensa pero placentera.


Al estar parado trato de moverme pero siento que algo me obliga a mantenerme en el mismo sitio, no puedo mantener la saliva dentro de mi boca, según mi lógica he estado siempre de frente al altar, la intensidad de los movimientos involuntarios a bajado, quiero abrir los ojos pero me cuesta, ya no me he movido mas y abro los ojos, convencido de estar frente al altar me sorprendo no reconocer a priori donde estoy veo a varias personas a mi alrededor y me cuesta distinguirlos el banco me toma por la cabeza y me sopla los oídos me zarandea un poco y golpea mis propias manos sobre mi cuerpo, me reza y pide que baje a tierra (¿siempre estuve aquí?) la verdad es que aunque consiente no siento mi cuerpo, el banco me reza dando palmadas a mis brazos y piernas, poco a poco empiezo a sentir mi cuerpo, veo a mucha gente expectante podía ver todo estaba confundido, estaba presente pero ausente, luego de un rato el banco me pide que salte tres veces, me preguntan mi nombre y luego de decirlo el banco solicita que me aplaudan.

Al parecer lo hice bien, pero necesito que alguien me explique lo ocurrido... 


@RubenTamanaco1

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Seria genial que escribieras otro relato asi.. me senti identificada..

Ruben_Tamanaco dijo...

Me alegro mucho que te hayas sentido identificada, a mi me gusta este tipo de relato y espero tener la suficiente habilidad para poder describir ese tipo de sensaciones.

Muchas gracias por escribir

Ruben_Tamanaco dijo...

Aquí te dejo un relato real algo parecido al post "Relato de una Muerte Aparente"

https://elcultoalareinamarialionza.blogspot.com/2017/03/relato-de-una-muerte-aparente.html