domingo, mayo 28, 2017

El Ícono del Culto y de la Ciudad de Caracas: La Maria Lionza de Colina

Maria Lionza
Maria Lionza,
Replica Entrada de Chivacoa
 Alejandro Colina revolucionó el culto Marialioncero en 1951 con la creación de su gran obra Maria Lionza, que originalmente se coloco en la plaza que une al estadio Universitario con el Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, aunque la obra pertenece al patrimonio de la UCV no fue colocada en sus espacios para evitar convertir la casa de estudios mas importante de Venezuela en un centro del Culto Marialioncero  y fue trasladada a la autopista Francisco Fajardo (principal arteria vial de Caracas) muy cerca de su ubicación original para restringuir el acceso a la obra, a pesar de eso cientos de fieles aguardan horas de poca afluencia vehicular para cruzar la autopista y ofrendar a la Reina.

"Con motivo de los Terceros Juegos Deportivos Bolivarianos (Caracas, 5 al 21 de diciembre de 1951) se encargó al escultor Alejandro Colina (1901-1976) que hiciera una estatua simbólica que sostuviera en sus manos el fuego olímpico; y con tal motivo el artista realizó la conocida estatua de Maria Lionza sobre la danta.

Es evidente que la idea básica que se expresa en ella es la Caacy, la mujer de la Selva amazónica, y esta imagen indígena queda reforzada por las dos serpientes que en la parte anterior del monumento se encaran con las fauces abiertas, lo cual recuerda las dos Xiuhcóatl, o Serpientes de fuego del calendario azteca. Sin embargo para comprender la escultura a cabalidad, no hay que olvidar que fue concebida para presidir unas competencias deportivas; y por lo tanto, en palabras del propio escultor, Maria Lionza, alzaba así, firmes las pantorrillas sobre los ijares de la bestia que simboliza la fuerza, y las manos en alto sosteniendo un ánfora en forma de pelvis de mujer, vaso la creación y la creatividad, que  debía contener el fuego olímpico, es la inteligencia pura, la destreza y la agilidad al mismo tiempo. En otras palabras, en la estatua de María Lionza sobre la danta se conjugan unas concepciones indígenas con el ideal griego del atleta, definido como persona "hermosa y buena", y además, el conocido lema: Mens sana in córpore sano.

Posteriormente, analizando el monumento fuera del contexto deportivo que lo motivó, se quiso ver en él simplemente la expresión de la Madre Eterna levantando hacia el cielo la pelvis femenina, símbolo de la fertilidad; en la danta -que parece un cruce de diferentes animales- el símbolo del mestizaje que originó nuestro pueblo; y en la dos serpientes, los símbolos del odio, de la intriga y del egoísmo, "aprisionados" debajo de las patas delanteras de la danta.


Armas Alfonzo, por su parte, ve a esta María Lionza como "áspera, lasciva, erótica, casi andrógina, con el sexo casi de animal de la espesura, danta o tapir o jinete mitológico, orografía de sismo, geológico perfil, seno y fosa ilíaca"; pero estas apreciaciones, aunque respetables, porque una obra se arte se puede prestar a múltiples interpretaciones, nos lleva lejos de la significación original del momento."(1)

El 6 de Junio del 2004 la ciudad y el país se conmociona por la ruptura de la escultura, mucho se habló y se predijo al respecto, no podemos negar que luego de más de una década de su ruptura la depreciación política, social y económica ha marcado unos indices jamas visto para la Sociedad Venezolana acostumbrada al derroche y la abundancia, verdad o mentira, mito o realidad, se puede dividir en dos la historia de Venezuela luego de la ruptura de la escultura de Maria Lionza, como de algo malo se obtienen cosas buenas, este acontecimiento nos dejo dos réplicas de la original una que reposa en el sitio habitual y otra colocada estratégicamente en la entrada del pueblo de Chivacoa en Yaracuy el cual nos da la bienvenida a la montaña de Sorte.

Para concluir hay detalles interesantes sobre su estructura y es que entre los materiales que componen la estructura se incluye vidrio verde molido para resaltar el mito relacionado al color de los ojos de Maria Lionza, se afirma por un lado que Alejandro Colina se inspiró en Beatriz Veit-Tané para dar forma a la escultura, de hecho Beatriz afirma haber participado en la obra de acuerdo al reportaje "Beatriz Veit-Tané, la Maria Lionza que Renacepor otro lado Aminta Díaz en su libro "Colina, mas allá de Maria Lionza" lo desmiente y afirma que alejandro se inspiró en su esposa, ambas muy cercanas al escultor y con intereses diferentes... 

Recuerdo de niño haber visto la escultura de Maria Lionza y preguntarle a mi abuela porque esa mujer estaba desnuda y ella me respondió esa es Maria Lionza era una prostituta, yo pensaba, ¿porque levantar una estatua en honor a una prostituta?, pensamiento muy íntimo que no me atreví a debatir con mi abuela, el tiempo me daría la verdadera respuesta... 

@RubenTamanco1
@RubenTamanaco1


Referencia:
  1. "María Lionza, su identidad, su culto y la cosmovisión anexa". Bruno Manara


No hay comentarios.: